Actividades en la Costa Brava

Restaurantes

La gastronomía catalana es típicamente mediterránea, conocida por la variedad de productos que utiliza y por lo beneficiosa que es para la salud. La privilegiada situación geográfica de la zona que se compone del llano, el mar y la montaña permite combinar productos de la huerta aderezados con un excelente aceite de oliva, carnes de gran calidad como la ternera de Girona con denominación de origen y todo tipo de pescado y mariscos cocinados al estilo marinero. Algunos platos típicos son el arroz negro, la escudella, el suquet de pescado. En Cataluña también se pueden degustar todo tipo de embutidos y acompañarlos con el típico "pa amb tomaquet", que consiste en frotar el tomate en el pan y añadirle aceite y sal.

Otra de las características de su cocina son cuatro salsas básicas que acompañan muchos platos: el sofrito, la samfaina, la picada y el allioli, de las que hay que destacar la segunda: un sofrito a medio cocer, mezcla de tomate, pimiento y berenjena, muy característico. El sofrito es, un acompañamiento muy extendido en la cocina española que lleva ajo, cebolla, tomate y perejil. La picada lleva ajo, perejil, almendras tostadas y piñones machacados. En cuanto al allioli, cuyo origen se remonta probablemente a los tiempos de los romanos, está compuesto de aceite de oliva y ajo, unidos en el mortero para acompañar con acierto carnes y pescados.

En la Costa Brava se realizan numerosas campañas gastronómicas con el fin de dar a conocer los productos más selectos de las tierras catalanas: "El Menú de la Gamba" de Palamós, las anchoas de l'Escala, las 3 campañas de "La cocina del Peix Blau Ganxó","la cocina del Bacallà" y "La cocina de las habas, el guisante y el suquet" de St. Feliu de Guíxols, "la Garoinada" de Palafrugell, etc.